Francisco Riberas reivindica la aportación clave de la Empresa Familiar durante la crisis, como impulsora del empleo y la inversión

Por Sara Terrón
En Noticias
May 12th, 2018
0 Comentarios
65 Views

La Asamblea de socios del IEF nombra presidente a Francisco Riberas en sustitución de Ignacio Osborne, que culmina su mandato de dos años

FRANCISCO RIBERAS REIVINDICA LA APORTACIÓN CLAVE DE LA EMPRESA FAMILIAR DURANTE LA CRISIS, COMO IMPULSORA DEL EMPLEO Y LA INVERSIÓN

 

  • El nuevo presidente del IEF considera fundamental que la sociedad conozca que «las grandes empresas familiares fueron en su día también start-ups, que gracias a la visión de los empresarios que las dirigían han generado miles de puestos de trabajo y bienestar para muchas familias».
  • Ignacio Osborne destaca en su despedida como máximo responsable del Instituto que la dimensión constituye en estos momentos el gran reto de la empresa familiar española.

 

Barcelona, 8 de mayo de 2018.- La Asamblea de socios del Instituto de la Empresa Familiar ha elegido hoy por unanimidad como nuevo presidente de esta organización a Francisco J. Riberas, en sustitución de Ignacio Osborne, que ha culminado su periodo de dos años como máximo responsable del IEF.

En su primera intervención ante los socios, Riberas, presidente ejecutivo del Grupo Gestamp, ha reivindicado la aportación clave que las empresas familiares han realizado durante la crisis, creando y manteniendo puestos de trabajo e invirtiendo a pesar del riesgo y, «todo ello, gracias a un fuerte compromiso con su tierra y una visión siempre a largo plazo».

La Asamblea del IEF se ha celebrado en Barcelona, «la ciudad en la que se fundó el Instituto hace ya 26 años, y en Cataluña, cuna de excelentes empresarios, muy bien representados en nuestra casa», ha recordado Riberas, quien ha insistido además en la necesidad de defender y poner en valor ante la sociedad la importancia de las empresas familiares. Este era, precisamente, uno de los objetivos que inspiraron la creación del Instituto de la Empresa Familiar, y que ahora, en el actual contexto político, cobra especial relevancia. «La fuerte crisis económica que hemos sufrido desde 2008 ha ocasionado graves problemas a muchas familias de este país y se ha generado un clima propicio para que la demagogia y los nuevos populismos culpen a las empresas de todos sus problemas», ha señalado Riberas.

En este sentido, para el nuevo presidente del Instituto de la Empresa Familiar «es fundamental que la sociedad conozca que todas las empresas que están hoy aquí representadas –en alusión a las grandes empresas familiares socias del IEF- fueron en su día también start-ups, que tanto prestigio y reconocimiento social tienen hoy. Unas start-ups que tuvieron éxito y que, gracias a la visión y al esfuerzo de los empresarios que las dirigían, han generado miles de puestos de trabajo y bienestar para muchas familias. Algo que hay que cuidar y defender y no atacar».

Riberas ha tenido también palabras de elogio para su antecesor en la Presidencia del IEF, Ignacio Osborne, así como un cariñoso recuerdo para los empresarios que a lo largo de 26 años han sabido construir lo que hoy es el Instituto de la Empresa Familiar. Una prestigiosa organización que, según él, «tiene una gran legitimidad moral para defender la imagen de la empresa familiar y de los empresarios familiares. El ejemplo de las historias de éxito de todas nuestras empresas asociadas debe servir para erradicar la imagen que gran parte de la sociedad tiene de que las empresas son, o bien multinacionales sin arraigo ni escrúpulos, o fruto de la cultura del pelotazo», ha asegurado.

Despedida de Ignacio Osborne

Por su parte, en su discurso de despedida ante la Asamblea de socios, Ignacio Osborne ha hecho un balance de las actividades llevadas a cabo durante este tiempo, destacando la decidida apuesta realizada por el Instituto para favorecer el crecimiento empresarial. El punto de partida ha sido la elaboración y publicación del estudio «La Dimensión Empresarial como Factor de Competitividad», en el que se analizan los factores que más inciden en el crecimiento, así como los obstáculos que dificultan que las empresas alcancen la dimensión adecuada para competir en su sector y su mercado. Todas estas conclusiones han permitido diseñar una hoja de ruta sobre la que trabajar, con el convencimiento de que la dimensión es en estos momentos, según Osborne, el gran reto de la empresa familiar española.

Mejora de la situación económica

En el transcurso de la Asamblea, los socios del IEF contestaron a una breve encuesta en la que se aprecia una ligera mejoría de su percepción sobre la situación económica. En concreto, frente a 5,88 puntos de hace un año (sobre 9), en 2018 la situación económica obtiene 6,39 puntos. Un 85% de los socios considera que el crecimiento a corto y medio plazo será moderado, con un aumento de la actividad con una limitada creación neta de empleo, frente al 80% de 2017. El 67% espera aumentar sus ventas este año y un 80% dentro de tres años, al tiempo que se percibe un interés generalizado por incrementar las inversiones en los próximos años.

Como colofón a esta jornada empresarial, se ha desarrollado asimismo una mesa redonda titulada «Empresa Familiar: Internacionalizarse para Crecer», en la que han participado Pilar Martínez-Cosentino (adjunta a la Presidencia del Grupo Cosentino), Federico Michavila (presidente y consejero delegado del Grupo Torrecid) y José María Serra (presidente del Grupo Catalana de Occidente). La presentación y moderación del panel ha corrido a cargo de Fernando Ruiz, presidente de Deloitte.

 

Francisco J. Riberas

Francisco J. Riberas (Madrid, 1964) es licenciado en Derecho y en Ciencias Económicas y Empresariales por la Universidad Pontificia de Comillas [ICADE E-3], Madrid. Comenzó su carrera profesional en 1989, ocupando diferentes posiciones en el Grupo Gonvarri, como Director de Desarrollo Corporativo y posteriormente como Consejero Delegado. En 1997 promovió el nacimiento de Gestamp, asumiendo el cargo de consejero delegado desde los inicios del grupo y el de presidente desde 2010. Desde 2017 es presidente ejecutivo de la compañía.

Gestamp es una multinacional española especializada en el diseño, desarrollo y fabricación de componentes metálicos de ingeniería para los principales fabricantes de automóviles. Está presente en 21 países, cuenta con más de cien plantas industriales y siete en construcción, trece centros de I+D y una plantilla de más de 41.000 empleados en todo el mundo. Cotiza en la bolsa española desde abril de 2017.

Además de sus responsabilidades en Gestamp, Riberas es co-presidente del holding familiar Acek, y es consejero de otras sociedades del grupo como Gonvarri Industrial. Además, es miembro de los Consejos de Administración de Telefónica, CIE Automotive y Global Dominion Access, entre otros. Adicionalmente, participa en la Fundación Endeavor, además de ser presidente del Instituto de la Empresa Familiar.

Descargar resultados de la Consulta en la Asamblea IEF 2018, aquí.

Fuente: Instituto de la Empresa Familiar 

< Volver atrás

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *